martes, 22 de febrero de 2011

LA CORRUPCIÓN. CONCEPTOS, CAUSAS.

El funcionario público, está obligado a mostrar de manera transparente sus ingresos, su origen, su monto frente a los peruanos. Manejar antojadizamente esa información mediante el cobijo de la ley que ampara el secreto implica necesariamente un agravió.

Conceptos de corrupción.

La definimos como el uso ilegitimo del poder público para el beneficio privado; todo uso ilegal o no ético de la actividad gubernamental como consecuencia de consideraciones de beneficio personal o político; o simplemente como el uso arbitrario del poder. Otra definición podríamos redactarla como un fenómeno social, a través del cual un servidor público es impulsado a actuar en contra de las leyes, normatividad y prácticas implementadas, a fin de favorecer intereses particulares. La corrupción también ha sido definida como el comportamiento político desviado (falta de ética política); conducta política contraria a las normas jurídicas (falta de ética jurídica y política); y usurpación privada de lo que corresponde al dominio público.

La corrupción puede beneficiar a familiares, amigos o incluso a una organización, a una causa o movimiento social, político o cultural. Para efectos de este ensayo, la corrupción la defino como un acto racional ilegal, ilegitimo y no ético por parte de servidores públicos, en perjuicio del interés común de la sociedad y del gobierno, y en beneficio de un interés egoísta de quien lo promueve o lo solapa directa e indirectamente.

Causas de la corrupción.

Se produce debido a un desequilibrio presupuestal esencial entre la habilidad y la capacidad de las organizaciones estatales y sociales para influir sobre el comportamiento político; así como, cuando la fuerza de las organizaciones sociales domina a la del Estado, se presenta una tendencia hacia el soborno generalizado. En el caso opuesto, en el que las organizaciones estatales son más poderosas que las sociales y, por lo tanto, más capaces de controlar las oportunidades de movilidad; existe la tendencia hacia la corrupción generalizada.

Mucho se ha dicho acerca de las causas que originan o propician la corrupción, sin embargo, considero como más importantes las siguientes:

· Exceso de trámites y requisitos para solicitar una licencia, permiso o un servicio por parte de una oficina pública.
· Exceso de regulaciones para desarrollar actividades productivas.
· Discrecionalidad en la aplicación de las normas, procedimientos o requisitos.
· Falta de un servicio profesional que contemple seguridad laboral en el servicio público.
· Sueldos bajos del personal público.
· Programas insuficientes de estímulos y recompensas para el personal público.
· Legislación de responsabilidades de los servidores públicos débil y poco aplicada y difundida.
· Falta de arraigo de valores éticos entre algunos servidores públicos y ciudadanos.
· Ausencia de un registro nacional de servidores públicos inhabilitados por incurrir en actos de corrupción.
· Insuficiente participación ciudadana en actividades de control y evaluación de la gestión pública.
· Falta de incentivos de capacitación, así como de promoción como resultado de programas de formación.

Consecuencias de la corrupción

· Favorece la consolidación de élites y burocracias políticas y económicas.
· Erosiona la credibilidad y legitimidad de los gobiernos.
· Reduce los ingresos fiscales e impide que los escasos recursos públicos coadyuven al desarrollo y bienestar social.
· Permite la aprobación y operación de leyes, programas y políticas, sin sustento o legitimidad popular.
· Revitaliza una cultura de la corrupción y contribuye a su proliferación.

Tipos de corrupción

Existen diversas tipologías de la corrupción desde la que hace sólo referencia a la extorsión y el soborno, hasta las que se refieren a tipos específicos y especiales. Entre otras podríamos citar, las siguientes:

· Extorsión.- Es cuando un servidor público, aprovechándose de su cargo y bajo la amenaza, sutil o directa, obliga al usuario de un servicio público a entregarle también, directa o indirectamente, una recompensa.

· Soborno.- Es cuando un ciudadano o una organización, entrega directa o indirectamente a un servidor público, determinada cantidad de dinero, con el propósito de que obtenga una respuesta favorable a un trámite o solicitud, independientemente si cumplió o no con los requisitos legales establecidos.

· Peculado.- Es la apropiación ilegal de los bienes por parte del servidor público que los administra.

· Colusiones.- Es la asociación delictiva que realizan servidores públicos con contratistas, proveedores y arrendadores, con el propósito de obtener recursos y beneficios ilícitos, a través de concursos amañados o, sin realizar estas (adjudicaciones directas), a pesar de que así lo indique la ley.

· Fraude.- Es cuando servidores públicos venden o hacen uso ilegal de bienes del gobierno que les han confiado para su administración.

· Trafico de influencias.- Es cuando un servidor público utiliza su cargo actual o sus nexos con funcionarios o integrantes de los poderes ejecutivo, legislativo o judicial, para obtener un beneficio personal o familiar, o para favorecer determinada causa u organización.

· La falta de ética.- Es un tipo especial de corrupción que si bien no tiene que ver directamente con la apropiación ilegal de recursos del gobierno y de ciudadanos usuarios, sí entraña entre algunos servidores públicos, una conducta negativa que va en contra de los propósitos y metas de las instituciones públicas. Esta falta de ética se pude observar cuando determinado servidor público no cumple con los valores de su institución, es decir, cuando no conduce sus actos con: honestidad, responsabilidad, profesionalismo, espíritu de servicio, por citar algunos.

Otros tipos.- Cabe destacar que existen otros tipos de corrupción que afectan los ingresos o bienes del gobierno como: el contrabando, el mercado informal o "ambulante", la falsificación de pagos oficiales, trabajadores fantasma, cobro de cupos por plazas, entre otras manifestaciones.

Áreas críticas de la corrupción.

Las áreas críticas de la corrupción, es donde más notable aparece el desequilibrio entre gobierno y administración pública con la sociedad, es decir, donde la fiscalización de la gestión pública y el uso de los recursos públicos, por parte de ciudadanos, es limitada o prácticamente nula, y los mecanismos de control interno son inadecuados y el personal sobornado.

De ahí que las áreas más críticas y sensibles a la corrupción sean:

Adquisiciones.- En estas áreas se presentan principalmente los siguientes ilícitos:

· Adjudicación directa de pedidos y contratos como práctica usual;
· Convocatorias de licitaciones que no se ajustan a la normatividad y sus omisiones benefician a determinado contratista o proveedor;
· Filtración de información a contratistas y proveedores; fraccionamiento de adquisiciones para evitar licitaciones; etc.

Control y manejo de inventarios.- En estas áreas se tiene conocimiento de:

· Diferencias entre los libros contables y la existencia física de los bienes;
· Registros de bienes en custodia, de entrada y salida de los bienes, que no cumplen con la normatividad legal correspondiente;
· uso de los bienes en actividades ajenas a los propósitos públicos establecidos;
· deterioro o robo de bienes por almacenamiento inadecuado e inseguro; etc.

Contratación Ejecución y Pago de Obra Pública.- Aquí se ha detectado con mayor frecuencia:

· Convocatorias a licitaciones con imprecisiones u omisiones;
· Insuficiente difusión de las convocatorias;
· Violaciones a contratos que son solapadas y no sancionadas;
· Modificaciones irregulares en los contratos después de que han sido adjudicados;
· Incumplimiento en la ejecución y fecha de entrega de la obra;
· Insuficiente supervisión de obras lo que propician baja calidad de los materiales utilizados y volúmenes de obra no ejecutados; etc.

Áreas de recepción, gestión de trámites, trámite documentario y entrega de oficios de respuesta.- En estas áreas se ha observado en algunos casos:

· La aceptación de solicitudes que no se acompañan de todos los requisitos que establece la normatividad,
· Un trato ágil y privilegiado a determinados usuarios, y
· Favoritismo en la entrega de respuestas a peticiones o tramites.

Acciones contra la corrupción.

Es evidente que la corrupción nos afecta a todos, lo importante a tomar en cuenta es que cuando hablamos de corrupción estamos hablando de un fenómeno colectivo, que necesita la aprobación y la inclusión de diferentes grupos. Para que se produzca generalmente, precisa el amparo y aliento de sectores que la protejan, es por ello que se necesitan acciones no solo contundentes, sino integras para que permitan evitar estos hechos. También vale recalcar los elementos culturales e históricos en el fenómeno de la corrupción, por lo que acciones de tipo legal, administrativo o político solo podrían evitar o alivianar el problema.

¿Que debe hacerse desde las instancias de poder?

Acceso a la información.

1. Hacer públicos los actos de autoridad administrativos.
2. Utilizar los medios electrónicos e Internet para realizar transacciones con el gobierno.
3. Hacer públicos los resultados de las auditorias.
4. Realizar encuestas y estudios para medir la calidad de los servicios públicos.
5. Hacer públicos los resultados de estas encuestas y estudios.

Servicio público como carrera profesional.

1. Incentivar profesionalmente y reconocer públicamente al buen funcionario público.
2. Mejora de sueldos, salarios, pensiones, seguros médicos y de vida.
3. Mejora de equipo de trabajo: sistemas de cómputo, redes, personal de apoyo y administrativo.
4. En el reclutamiento, permanencia y promoción de personal, niveles de aceptación más elevados para los aspirantes al servicio público, procurando tener perfiles de personas comprometidas, bases éticas del ejercicio profesional, alto nivel educativo y estándares de perfiles psicológicos aceptables para el buen desempeño de sus funciones.
5. Penalizar la fuga de información por parte de los funcionarios, servidores públicos que trabajen directa o indirectamente en cualquier etapa del procedimiento. Considerar a este acto como un acto de complicidad, por favorecer dolosamente con información privilegiada para terceros.
6. Crear mecanismos que incentiven la participación de estudiantes destacados dentro del servicio de la administración pública.
7. Elaboración de exámenes periódicos sobre la actualización, conocimientos y valores éticos de los servidores públicos en funciones.
8. Desarrollar un capítulo específico sobre las penas, castigos y multas del servidor público que no cumplió con su trabajo y que se aplique.
9. Una profunda Reforma administrativa que reestructure la escala de puestos y salarios y que revitalice la idea de servicio como motivación fundamental de la función pública. Parte fundamental de esta reforma es lograr transparencia y equidad de los ingresos y los beneficios.
10. Reconstruir el sistema de seguridad social de los trabajadores del estado en tres aspectos centrales: (a) dar seguridad laboral por medio de un servicio público de carrera, estrictamente en función de sus méritos y con incentivos transparentes (b) un sistema de seguridad médica digno y eficiente que contemple la restitución de la inversión en seguros médicos privados (c) fondos eficientes para vivienda y crédito en general y sobre todo, reconstruir el valor de los fondos de retiro para otorgar pensiones dignas.
11. Simplificación de normas legales y administrativas para evitar la alta discrecionalidad con que se opera actualmente.
12. Mayor rigidez en las normas sancionadoras.
13. Reforzar y agilizar los procedimientos de revisión que permitan detectar irregularidades.

Si verdaderamente queremos erradicar el fenómeno de la corrupción, no solo basta con reformar el Estado, ni elevar los niveles de transparencia e institucionalidad, tampoco es suficiente reformar las estructuras de dominación económica o político; es preciso redundar la sociedad, humanizarla, valorizar el respeto por lo común y preferir la solidaridad, fraternidad y paz, frente al individualismo y el egoísmo.

Otro punto que me parece oportuno recalcar, es mi opinión de que la conformación y estructura histórica misma del Estado centralizado, permite, sino bien facilita, que se produzcan fenómenos como el que analizamos. El papel histórico del Estado no ha sido precisamente redistribuir equitativamente las riquezas, tampoco ha resultado un buen administrador de los recursos que poseemos los seres humanos. Su posición en la actualidad es la de defensa de los intereses de las clases dominantes y la permanencia del "Estatus Quo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario